Carta de P. Geary, 10-18-2020 – Español

Estimados feligreses de Santiago:

                ¡Alabado sea Jesucristo!

                El mes de octubre nos hace recordar la aparición y milagro final de la Virgen en Fátima, Portugal, el 13 de octubre de 1917.  Ella advirtió sobre las terribles consecuencias para la Iglesia y el mundo por no hacer caso a su mensaje de penitencia, oración y reparación.  Pidió a la humanidad que dejara de ofender a su Hijo porque ya estaba demasiado ofendido. 

Nuestra Santísima Madre nos aseguró en su mensaje en Fátima que al final triunfaría su Corazón Inmaculado.  Su promesa nos da esperanza.  En medio de castigos y sufrimientos dolorosos en la Iglesia y en el mundo podemos estar seguros de que iniciará la victoria de Jesucristo, el Príncipe de Paz.  Por lo tanto, continúen rezando el Rosario todos los días.  Hagan sacrificios por los pecadores.  Adoren a Jesucristo verdaderamente presente en el Santísimo Sacramento.  Pidan perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no lo aman.  

Sobre todo, esperen en el Señor.  Cuando todo parecía perdido el Viernes Santo, el Señor ganó la victoria que redimió a la humanidad al ofrecerse al Padre por nuestros pecados. Sea lo que sea que suceda en la vida ofrézcalo a Jesús a través de María.  Sobre Jesús cayó el castigo que nos redime.(cf. Is. 53,5).  Nos permite compartir Su sufrimiento, que, cuando se le ofrece, trae sanación y restauración. 

Que Dios los bendiga

P. Geary

Published by St. James, Belvidere

Saint James Catholic Church, Belvidere, IL